Santidad sin moral

Categories: Temporada 2013

Si partimos de que Dios Padre siempre fue, es y será el mismo; entonces debemos debatir si la moral juega o no un papel en la santidad, y a la vez revisar la importancia práctica de agradar al Señor de señores.

Lo que hoy es moral antes no lo fue

Hace unos días mis amados escucha una estación de radio frecuencia donde se analizaba que ahora el tener relaciones sexuales con mujeres menores de 18 años es considerado en la mayoría de países como ilegal; y es penado por la ley, y aunque los panelistas plantearon que es una circunstancia de hecho, también resaltaban que en el pasado las mujeres se casaban con 12 años, y a esas edades tenían hijos e hijas, y que por ser tan buenas madres a esas edades muchos viven ahora como adultos. (Aclaro para los ojos que quieran leer lo contrario; que es solo un ejemplo…)

Este tema abonado a otras señales del Espíritu de Dios Padre me hablaban al oído con el mensaje que hoy les predico, que hoy les traigo desde el corazón de Papá, una vez más, NO APTO PARA FANÁTICOS, si no dirigido a aquellos que como cualquier otra persona secular, quieren agradar a Dios Padre y alcanzar Comunión sin tener que sufrir los embates de tendencias que podrían ya en este punto del siglo XXI señalarse como obsoletas.

La moral no es más que el conjunto de conductas que a nivel social se consideran como correctas; y está históricamente demostrado que la moral cambia y se modifica día con día, y ni hablar de generación en generación.

Otro ejemplo de esto sería las salidas de los menores de edad a fiestas, bailes y actividades sociales; antes se hablaba de las 10PM (y eso ya era tarde); mientras que ahora llegan (yo también lo hice porque no decirlo) a las 6AM y muchos ni se acuerdan de pasar a comprar pan (yo siempre compraba jaja); y aunque aún en algunos hogares se mantienen horas y límites, la realidad, es que cada vez más los jóvenes están a la libre.

Un tercer ejemplo de cómo cambia lo que es moral y lo que no es moral es el homosexualismo; hace 10 años era un tema Tabú, y ahora más bien a uno como heterosexual, si comentamos algo en contra se nos tacha de homofóbicos, y si por el contrario decimos algo a favor, ya somos gays.

“Así que, queriendo yo hacer el bien, hallo esta ley: que el mal está en mí. Porque según el hombre interior, me deleito en la ley de Dios”
La Biblia; Romanos 7:21-22

Vivimos en un mundo loco

¿Por qué loco? Porque los humanos tenemos una moral social, y tenemos una moral personal.

No es extraño ver a un gran dirigente diciendo en un micrófono lo que está mal, y en su casa siendo la representación de todo lo que critica en público… Por esto y por más, hablar de moral, es hablar de un concepto en franco deterioro.

Muchos con el paso de los años verán que el individualismo cada vez se establece con más fuerza; y que las convenciones sociales pierden su apoyo y se van disipando; mientras que otras van surgiendo.

Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus, y viviremos? Y aquéllos, ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero éste para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad
La Biblia; Hebreos 12: 9-10

Santidad más allá de la moral

Como Pescador de Almas trabajo día a día para mejorar mi relación con Papá; oro constantemente, y afrontó todas las pruebas de mi vida con Él por delante… Y pese a que en la Cofradía Vino del Rey nos dirigimos a un público no fanático; en el momento en el que llegue al cielo, no seré reprendido por Papá, por no haberles predicado sobre santidad.

Dios Padre es Santo, Santo, Santo… Y nosotros debemos buscar esta santidad siguiendo principios esenciales como los mandatos que Vinieron del Rey:

Monoteísmo: Dios Padre, Único Dios Verdadero
No Juzgarás: Sólo Dios Padre tiene esa potestad
Verdad: Extensión de Dios Padre
Amor Incondicional: Dios padre transmite su amor
Respeto:  A toda la creación de papito Dios
El Templo de Dios Padre: Tu Cuerpo
Diezmo: Abriendo las ventanas de los Cielos

Al nosotros entregarnos a las enseñanzas de papito Dios vamos declarando en nuestra vida que es Él el que nos dirige, y cuando nos dirige Dios Padre que es Santo, Santo, Santo, la santidad se vuelve algo práctico, sencillo, y hermoso de vivir.

“Y Él os muestra Sus signos. ¿Cuál de los signos de Dios negaréis?”
El Corán; Sura 40: 81

¿Qué es Santidad?

La Santidad consiste en vivir con Luz; vivir en Comunión, vivir en continuo contacto con Dios Padre. Es totalmente imposible vivir en Santidad si no se tiene una relación con la fuente de toda Santidad; y este principio se basa en amar a un solo Dios, en no juzgar a absolutamente nadie, en hablar siempre con la verdad, en amar como Papá, en respetar nuestro entorno, en cuidar nuestro cuerpo y en financiar la obra de Dios Padre por su pueblo diezmando en El Alfolí.

La Santidad es una forma de vida; pero ha sido muy “difamada”; pues al mezclar santidad con moral, nos encontramos que un concepto totalmente sobrenatural toma límites naturales…

Entender la diferencia entre moral (cambiante) y santidad (permanente) es algo que mis amados; se aprende día con día, se lucha noche con noche, y que se disfruta con cada prueba.

Santidad

¿Por qué buscar vivir en Santidad?

Porque es sencillo, es esencial y es excepcional.

Si quitamos la moral como concepto humano y nos dedicamos a seguir los 7 mandatos; veremos éxito todos los días que Papá nos regale, alcanzaremos todos nuestros objetivos, Dios Padre bendecirá mil generaciones delante de nosotros, y nos comenzara a hablar mucho más… El poder de cercanía está estrictamente ligado a la santidad.

“Pues no nos ha llamado Dios a inmundicia, sino a santificación”
La Biblia; 1 Tesalonicenses 1: 7

En el nombre de Dios Padre te felicito; porque si llegaste hasta esta línea le has dado la oportunidad a Papá de enseñarte algo nuevo 🙂

Cordialmente invitados a dejar sus comentarios al pie del artículo y ser así parte de este hermoso ministerio llamado Cofradía Vino del Rey.

Que la Gloria sea hoy, mañana y siempre de papito Dios.

Bendiciones de lo alto mis amados.

¡Comparte tus pensamientos con palabras!