Santeria que desafía al Rey

Categories: Temporada 2013

La santeria es una actividad ampliamente difundida en África; donde luego de su emigración a América, lejos de languidecer, creció y actualmente está siendo muy consultada, alabada, y seguida por aquellos, que buscan una forma de “torcer” lo escrito y dictado de forma natural por Dios Padre.

Bases de la Santeria

Como monoteístas creemos en un solo Dios, y este Dios no es más que otro que Dios Padre. En la santeria se le conoce al máximo Dios como Olodumare; por lo que podríamos para efectos de esta prédica, entender que los que siguen la santeria ven a Dios Padre como Olodumare; y le llaman y le reconocen como tal.

La santeria o Regla de Osha-Ifá es una mezcla de creencias religiosos que integran según sus principales exponentes como creencias católicas, con creencias propias de la religión yoruba. Es, por lo tanto, una creencia religiosa que se basa en elementos europeos y africanos.

Al ser una religión que tiene base católica, tienen por ende otra jerarquía energética que podría lejanamente ser considerada como la política de los santos en esta institución; sin embargo, esta predica no busca educarlos en otra doctrina, sino señalar donde perdemos el norte como hijos de Dios Padre; sin entrar a ver temas ya abordados en el artículo de Ocultismo y hechicería que desarrollamos hace algún tiempo.

Santeria

La invocación de mensajeros que son Espíritus

Donde nos encontramos en el punto que deseamos enfatizar es en que los “rituales” celebrados por los que se llaman Santeros, buscan brindar una “solución” a diferentes situaciones, que van desde el plano afectivo hasta el económico, en base a la invocación de diversos espíritus, que sirven en esta teoría como mediadores para obtener gracia… Gracia a cambio de rituales, sacrificios, y dinero.

Sabemos que muchos que siguen la santeria nos siguen a nosotros, tanto como lo hacen los cristianos, los islámicos, y etc; por lo que mantendremos una línea de respeto como lo hacemos siempre que abordamos una religión.

No obstante; el problema fundamental es buscar en los rituales soluciones que son propias de nuestra relación con Dios Padre , y que buscan subsanar en virtud de la intercepción de una persona que ejerce o dirige el ritual en específico. Nosotros hemos hablado repetidamente del poder de cercanía; sin embargo, este poder de cercanía es alcanzable por todos, y no es algo que se base en rituales más allá de la oración.

“Siguen lo que practicaron los demonios en el reinado de Sulayman. Pero no fue Sulayman quien cayó en incredulidad, sino que fueron los demonios al enseñar a los hombres la magia que le había sido revelada a los dos ángeles Harut y Marut en Babil*. Estos no enseñaban a nadie sin antes advertirle: Somos una prueba, no caigas en la incredulidad.Así aprendieron de ellos cómo separar al hombre de su esposa.* Pero no perjudicaron a nadie sin permiso de Dios Padre. Aprendieron lo que les perjudicaba y no les beneficiaba y ciertamente supieron que quien adquiriera ese conocimiento no tendría parte en la Última Vida. ¡Ojalá hubieran sabido cuán malo era el precio por el que vendieron sus almas!
El Corán; Sura 2:102

Rituales vs Poder de Cercanía

En este punto debemos comprender como hijos de Dios Padre que si buscamos y tenemos cercanía con Papá, no tendríamos porqué buscar a otras personas, que cobran por los elementos de sus rituales que van desde hierbas hasta el sacrificio de animales…

Si consideran que estos rituales nos van a acercar a Papá; pues respetamos su creencia, sin embargo los instamos a ver la realidad de los hechos, y es que si un extraño llega y te pide que le compres un juguete, no es lo mismo que si llega tu hijo o hija y te pide lo mismo.

El poder de cercanía es algo que debemos de cultivar; y les garantizo que los casos donde la gente acude a Santeros, a brujos, o etc; y les pagan sumas millonarias por los ingredientes de los ritos, serían cosa del pasado.

La Santeria es una religión emergente; es una práctica que en América cobra cada vez más adeptos, pero esto no significa que las personas que realmente quieran recibir poder, bendición, y gozo, deban acudir donde terceros para ello.

El secreto de la prosperidad es vivir en Comunión, vivir en Cofradía y vivir en Victoria…

“En ambos atrios del templo del Señor construyó altares en honor de los astros del cielo. Sacrificó en el fuego a sus hijos en el valle de Ben Hinón, practicó la magia, la hechicería y la adivinación, y consultó a nigromantes y a espiritistas. Hizo continuamente lo que ofende a Dios Padre, provocando así su ira”
La Biblia; 2 Crónicas 33:5-6

Sacrificios y rituales fácilmente confundibles con satanismo

El “hablar con los muertos” es una herramienta de Satanás; no hay que cuestionar mucho el punto de que lo ÚNICO ESPIRITUAL A LO QUE DEBEMOS RECURRIR ES A DIOS PADRE… Cualquier otra deidad, espíritu, o figura, no es Dios Padre, y no existe garantía de que Él responda con otros nombres… Por lo que ¿A quién realmente le piden los que practican la Santeria?

La ignorancia ha sido siempre el pie de las religiones; y él éxito de las mismas no es otra cosa que la Fe. La Fe mueve montañas y edifica sociedades; si mediante los ritos se busca sanación, deberíamos realmente entender que el doctor de doctores es Dios Padre; y Él no ocupa que vayas e hipoteques tu casa para que pagues un ritual, Él lo único que te pide es Fe ciega, oración, y que cada día busques más de Él.

Los rituales que por diferentes razones he presenciado en esta religión me parecen bastante curiosos; pero ojo mis amados, que la salvación es individual, y si vosotros actuáis como “hijos de vecino”, no esperéis que Papá os trate como hijos propios.

Ora; Ese es el secreto…

“Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras”
La Biblia; 2 Corintios 11:14-15

Cordialmente invitados a dejar sus comentarios al pie del artículo; y si son practicantes de la Santeria, solo les pido oren más, y así le darán a Papá la opción de dirigir sus corazones en su práctica… Y en el caso de que no practiquen la santería; tampoco es prudente juzgarla, tal y como no debemos juzgar a ninguna otra religión.

Bendiciones de lo alto…

¡Comparte tus pensamientos con palabras!