Sabiduria, escuchar y aprender

Categories: Temporada 2014

El conocimiento es nuestra capacidad para memorizar y retener nociones e ideas a lo largo de nuestra vida.
La sabiduria, no consiste en acumular o acaparar conocimientos, sino en cimentar un estado de consciencia a un grado máximo de armonía con todas las circunstancias de la vida.

Sabiduria, algo más que llenar nuestra mente con conocimientos

Desde pequeños siempre nos han dicho que para ser “diferentes” debemos acumular conocimientos e información de una forma desmesurada, por lo que tales conocimientos se han convertido en el “maquillaje” con que posiblemente  vestimos nuestro exterior y que muchos confunden con sabiduria.

Esta enorme carga de conocimientos y nexos de ideas, no nos otorgan la realización interna de lo que somos o podemos llegar a ser. Si queremos ser plenos, es importante que no nos enfrasquemos en la rigidez de un conocimiento que adquirimos atado a nuestra naturaleza mortal , pero que sabemos que en determinado momento puede cambiar.

Por ejemplo, cuando se creía que la tierra era plana; posiblemente la mayoría de letrados de ese tiempo se negaron a abrir su mente a una posibilidad, quizá absurda para ellos, porque tenían su mente tan sobrecargada de “conocimientos” que olvidaron en su momento, pensar que la naturaleza por su origen divino,  está fuera de nuestra total comprensión, por lo que se negaron a escuchar, para no dar cabida a nada más; la sabiduria no tenía espacio para muchos de ellos, por salvaguardar sus “conocimientos” humanos, a traves de los escritos de otros humanos…sabiduria escuchar y aprender

El secreto de la sabiduria es mantener nuestra mente y alma frescas, abiertas y dispuestas, para sintonizarnos con nuestro entorno y circunstancia, sea cual sea que este sea. Más allá de aprender y retroalimentarnos en lo académico, está el saber escuchar, procesar y aprender de los miles y miles de eventos y acontecimientos alrededor del momento y circunstancia en que Dios Padre nos conecta a vivir…

“La sabiduría del prudente está en entender su camino, pero la necedad de los necios es engaño”
La Biblia; Proverbios 14:8

¿Estás dispuesto a dar? Entonces puedes recibir…

Dios Padre no guarda Su amor para otro día, sin embargo llevamos millones de años tratando de retener el amor y tenerlo siempre en nuestras vidas, y si no somos correspondidos, simplemente cerramos la “válvula” del amor que podemos dar, sintiéndonos en poder para retener algo que ni siquiera nos pertenece, pues viene de Dios Padre y es para compartirlo, y por ende nos cerramos a la posibilidad de ser receptores de más amor, pues el “conocimiento” que albergamos en nuestra mente, juega en nuestra contra, y nos negamos a vivir en plenitud y armonía con las circunstancias en que vivimos y que son solo parte del viaje por esta vida, que tarde o temprano solo acabará…

“Si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada”
La Biblia; Santiago 1:5

La sabiduria es infinita…

La mente mortal se somete al egoísmo y se encierra en su propio individualismo. No estanques ni amarres tu mente a una sola medida de capacidad finita,  recuerda que nuestro conocimiento es aquello que comprendemos solo en parte y está atado a nuestra temporalidad en el mundo; pero la sabiduria nos lleva y nos abre a un mundo inmortal, donde todo conocimiento es infinito, y nos hace vivir a plenitud y armonía, pues nos lleva a la fuente de todo lo que no comprendemos en la rigidez de nuestra mente humana; el origen de todo lo que vemos y no vemos, nuestro Dios Padre.

El obsequiar paz, amor, serenidad, comprensión, está completamente ligado a nuestro nivel de sabiduría, pues todo aquello que das, tiene el magnetismo para atraer hacia tí todo lo que entregas, las energías fluyen como debe de ser y la sabiduria retorna a ti, es tan simple de entender cuando tu ser simplemente encuentra la naturalidad en lo sobrenatural, y donde simplemente actuamos como canal emisor y receptor de lo que pedimos a Dios Padre tantas veces en nuestras oraciones… infinitas bendiciones, solo bendice a otros y serás bendecido…

“Él da la sabiduría a quien le place y el que la recibe posee el mejor de los bienes, pero los dotados de inteligencia solamente se acuerdan de eso”
El Corán; Sura 2:269

Que la Sabiduría fluya del Amor de Dios Padre, salga como obsequio para otros, y retorne a ti infinitamente multiplicado…

Tus comentarios son muy importantes para nosotros, por favor plasma tus pensamientos con palabras al pie de esta prédica.

 

 

¡Comparte tus pensamientos con palabras!