Razon y reaccion…

Categories: Temporada 2013

A veces Dios Padre nos pone en “apuros” y en momentos trascendentales, nos pone ciertas pruebas o circunstancias, no para probarnos (porque Él nos conoce), si no, para que nos “probemos” y analicemos la verdadera conexión entre lo que somos, lo que creemos ser y lo que los demás observan de nosotros, lo que queremos transmitir y por sobretodo como vemos a los demás, nuestro comportamiento está cargado de razon y reaccion (dependiendo de situación), si existe cierto nivel de falsedad, provoca que nuestro “interior” no concuerde con lo que “a veces” sale al “exterior”… O quien sabe, tal vez esas circunstancias adversas o que no nos gustan, hacen salir nuestro verdadero yo, a veces tan alejado de la concepción y de la imagen de Dios Padre…

Razon y reaccion, la verdad queda entre Dios Padre y tu…

El hecho de que creamos firmemente en NO JUZGAR es la razón fundamental por la que hablamos de la razon y reaccion de nuestro propio carácter (para aquellos que se van sintiendo aludidos y la verdad tienen una buena razón para sentirse así), el “auto-analizar” nuestro comportamiento hacia los demás, es la razón primordial del porqué a veces somos tratados de tal o cual forma. En esencia, nuestro comportamiento hacia los demás influye totalmente en la forma en que somos tratados.

Por ejemplo, un niño maltratado, suele ser sumiso y muy asustadizo, pues su razon y reaccion es “contrariamente” acorde al comportamiento del agresor, quien es, por supuesto un cobarde, (quizá cuando pequeño también fue agredido, pero en su edad adulta tiene la opción de cambiar ese parámetro y dejar atrás esa “superioridad” imaginaria, que acarrea rencor y odio), creernos que somos mejores porque somos quien pega el primer golpe, damos el primer grito, o somos quien puede humillar a los demás sin ser afectados. Analiza tu corazón, tu comportamiento, tu razon y reaccion, no solo basta con saberlo y conformarse con que Dios “lo sabe”, también estamos aquí para crecer y cambiar “las piezas” defectuosas de nuestra esencia, y Papá está dispuesto a cambiar tu dolor por amor…

“Y Yo les daré un corazón, y un espíritu nuevo pondré dentro de ellos; y quitaré el corazón de piedra de en medio de su carne, y les daré un corazón de carne”
La Biblia; Ezequiel 11:19

¿Es lo que transmites realmente lo que eres?

No es necesario que lo contestes abiertamente, porque la realidad es que solo tú y Dios Padre conocen realmente lo que eres y ciertamente solo a ti y a Él es a quienes realmente debe importarles tu razon y reaccion ante toda circunstancia. Solamente debemos cuidar, que esa razon y reaccion, no ponga a Dios en una posición de “coartada”, tal vez el mundo nunca lo sepa, pero Dios Padre conoce cada corazón… Él lo sabe todo…
Así que si en tu corazón existe un ápice de duda, mentira o indeterminación por la cual engañas y te engañas a ti mismo, hoy es momento de actuar y honrar las bendiciones que Dios Padre ha puesto a tu disposición.

razon y reaccion

Cuando Dios actúa, la luz invade, es imposible no darnos cuenta…

Muchas veces un corazón que no quiere ser sanado, promueve una serie de conductas hacia otros que lastiman, y si de verdad quieres proclamar y dar el ejemplo, porque amas a Dios Padre, en ese corazón lleno de accion y reaccion coaccionadas por pensamientos quizá erróneos, no debe existir más que la disposición y la certeza de que ese Dios que ya conoces, de verdad es poderoso y puede sanarlo como jamás has podido imaginar.
Enfrentarte al dolor, a los malos recuerdos y experiencias, pidiendo a Dios Padre la guía para no equivocarte y para no herir, si no amar a quienes te demuestran amor y admiración, a quienes te alientan a seguir, es la fórmula para encontrar la verdadera paz que debe reinar en nuestra vida, vivir en equilibrio, aunque pasemos por tormentas y torbellinos espirituales, sociales, económicos, personales, no es un imposible, solo debes creer, que Dios Padre puede cambiar tu razon y reacción ante la intranquilidad que hoy vives en tu interior, esa de la cual “nadie más” que tú y Él saben con certeza, por una paz inimaginable, una esperanza renovada y una vida llena de retos y felicidad, razon y reaccion totalmente tangibles, imposibles de fingir, porque cuando la luz de Dios Padre te toca, es imposible que los demás no observen tu brillo…

“Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley”
La Biblia; Gálatas 5: 22-23

 

Que la bendición de Dios Padre se refleje en tu actuar siempre, que cada razon y reaccion, sean solo el reflejo de lo que hay en tu corazón…

Te invito a plasmar tu pensamiento con palabras, al pie de este artículo…

¡Comparte tus pensamientos con palabras!