Primer Beso

Categories: Temporada 2013

Tenía escasos 7 años y me encontraba en la “guardería”; y recuerdo como si fuera ayer, a aquella niña de 12 años que sin previo aviso, decidió escribir en la historia de mis labios el primer beso… Disfruta en este artículo de una analogía que nos acercara más a papito Dios.

La historia del primer beso

¿Quién ha podido olvidar ese primer beso romántico?; Ese primer contacto con los labios de la persona que nos gustaba, o que simplemente tuvo el valor de arrebatarnos un instante de nuestra “seguridad”, de violar “nuestro espacio personal”, y escribir con ternura un recuerdo que nos acompañara hasta el último suspiro…

Podríamos dedicar este artículo a contar lindas historias sobre esos primeros besos que nos permitieron tener ese primer contacto con un cuerpo desconocido, en el que por lo menos en la mayoría de los casos, nos generaba cierto atractivo; sin embargo, enfocaremos nuestra historia en Dios padre.

Claro… “¿Qué puede saber uno a la vida a los 7 años?”  muchos se preguntaran, y probablemente comparto con ustedes que a esas edades el mundo era más sencillo, teníamos poco porque preocuparnos, y se nos iban las horas en descubrir el mundo al que ahora pertenecemos; no obstante, al disfrutar de las cosas simples, éramos sin lugar a duda más favorecidos, que ahora, luego del paso de los años.

El permitir que se invada nuestro espacio personal

Cuando nos dieron ese primer estábamos usualmente con nuestra “guardia abajo”, no nos esperamos la situación, o por el contrario, fuimos los que la generamos, y actuamos con bastante determinación, a buscar como fuese besar esos labios que nos atrajeron. En el momento de este beso permitimos que esa otra persona disfrute de algo muy íntimo, de algo muy nuestro, de algo que por primera vez entregamos, y que luego de esta primera vez, solamente compartiremos.

El permitir que con el primer beso nuestro espacio personal sea invadido, es una excelente forma de ver, en cualquiera de los dos casos (sumiso / pasivo), como debemos buscar nuestro encuentro con papitoDios; como debemos buscar nosotros mismos con determinación el darle un primer beso a nuestro Redentor, y permitir que Él se adueñe por completo de lo que somos, de lo que tenemos, de lo que debemos, y que escriba en nuestro cuerpo y en nuestra alma lo que seremos por el resto de la vida.

“Y nosotros hemos conocido y creído el amor de Dios. Dios es amor. Y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él.”
La Biblia; 1 Juan 4:16

Estás a tiempo de tu “Primer Beso” con Dios padre

Si aún, al leer este artículo, no te has permitido sentir la sensación más hermosa de este mundo, date la oportunidad de “besar” a Dios padre con los “labios de tu alma”, y fortalecer en Él tu voluntad.

Muchos se preguntaran… ¿Larry Hans se volvió loco? ¿Cómo puedo besar YO a Dios Padre?; y les contestaré que si he experimentado un grado alto de locura al descubrir, de la mano del Espíritu Santo que escribe utilizando mis manos este artículo; que si es posible.

Primer Beso

 ¿Cuál es el templo de Dios padre? ¿Dónde habita papito Dios?

Tu cuerpo: Templo de Dios padre: Mandato Sexto Cofradía Vino del Rey; por lo que puedes orar, agradecerle a papito Dios por buscarte, por querer besarte, y por querer amarte como nadie nunca podrá hacerlo. Luego de que ores, besa tus manos, besa tus rodillas, besa cualquier parte de tu cuerpo, y demuéstrate a ti mismo, como templo de Dios padre, que estás dispuesto(a) a ser desde hoy una persona que vive en Comunión, que vive en Cofradía.

Hoy por hoy les diré; que recuerdo tanto ese primer beso que me regaló aquella señorita de cabello lacio y negro, pero que celebre mil veces más, mi primer beso con papito Dios en aquel desolado y desesperanzado Diciembre del 2010 ; cuando acepte que Dios padre era mi vocación, mi misión, mi razón, y mi futuro.

 “Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento.
La Biblia; Marcos 12:30

Concluyo este artículo invitándolos a dejar sus comentarios al pie del mismo, y agradeciendo a Dios padre porque sé que Él mediante el Espíritu Santo hoy, si leíste por completo este artículo, ha besado tu futuro.

¡Que la voluntad de Dios padre gobierne tus acciones!

¡Comparte tus pensamientos con palabras!