Pactar con Dios padre

abril 15, 2013 - Temporada 2013
Pactar con Dios padre

¿Quién, a través del tiempo no ha sentido ganas de corregir situaciones pasadas, que de alguna u otra forma afectaron tanto su vida como la de las personas que le rodeaban? Muchas veces el arrepentimiento no es suficiente, entonces debemos pensar seriamente en Pactar con Dios padre.

Pactar con Dios padre, un acto de compromiso, amor y verdad…

¿Todo pacto es aceptado?

En definitiva no, sólo aquellos que cumplen a cabalidad un solo requisito, la verdad… De nada vale pactar con Dios padre sin compromiso de Verdad, ese es el sello que Dios pone a todos Sus pactos. Es increíble la rapidez con la que se da la respuesta de Dios padre, cuando nos comprometemos con Sus designios y en la realización de Su plan, aunque a veces debemos esperar un poco más, sin embargo, [highlight] la Gracia de Dios padre se pone de lado de aquellos que han cambiado desde lo más profundo de su corazón. [/highlight] Y ay de aquellos que por salir del paso quieren engañar al Dios padre, inventando pactos para conseguir un objetivo terrenal, sin tener la más mínima intención de respetarlo hasta el final… Un pacto es para toda la vida…

Pactar con Dios padre

 Porque en él la justicia de Dios se descubre de fe en fe; como está escrito: Mas el justo vivirá por la fe. Porque manifiesta es la ira de Dios del cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres, que detienen la verdad con injusticia:  Porque lo que de Dios se conoce, a ellos es manifiesto; porque Dios se lo manifestó”. (Romanos 1:17-19)

Nuestra percepción del pecado, debe ser real, no justificada…

Humanamente, nuestra capacidad de percibir el pecado, muchas veces es de sobremanera distinto, incluso entre los mismos hijos de Dios padre, ¿a qué se debe eso? Simplemente porque hemos tenido percepciones distintas sobre la verdad, sin embargo, debemos empezar a equilibrar esta percepción cuando esta afecta el plan de Dios de alguna forma, el obviar faltas, mentir por omisión, desencadenar la maldición del pecado y dejarle un portillo abierto a Satanás para que haga de las suyas, son las consecuencias de ser permisivos con nuestra percepción del pecado, aunque siempre hay algo dentro de nosotros (Dios hablando a nuestra conciencia), que nos dice claramente que algo no está bien. Cuando ignoramos esta Voz, Dios padre empieza a actuar de otra manera, empieza a sacar a la luz lo que tú ocultaste y perjudica no solo a otros, sino a ti mismo, todo aquello que de alguna u otra forma te ata al pecado, muchas veces hasta sin darte cuenta.

“La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella” (Juan 1:5)

La verdad te hará libre, es hora de Pactar con Dios padre…

pactar con Dios padreCuando una situación de pecado determinada, afecta grandemente los designios de Dios padre, aquellos que deben cumplirse para que Su propósito primordial se dé, la verdad, al salir a la luz te libera, sin embargo, las consecuencias del pecado, quedan, el sufrimiento es parte de redimir con arrepentimiento la mentira o la omisión de esta. Sin embargo, Dios padre, entiende nuestra naturaleza humana, comprende que muchos necesitan devolver el tiempo para realizar a cabalidad y con transparencia el propósito que desde antes de nacer ya Dios tenía dispuesto para ellos… ¿Pero qué hacer? [highlight] Dios no va a afectar la vida de todo el mundo, devolviendo el tiempo, retrasando Su plan, solo para que uno de Sus Siervos corrija su falta… Entonces, llegó el momento de Pactar con Dios padre. [/highlight]

Conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. (Juan 8:32)

¿Heridas, algunas vez sanarán?

Pactar con Dios padrePara que Dios padre conceda un pacto, es necesario que Su Espíritu “sacuda” nuestra alma, nuestra moral y pensamiento, limpia el lugar que debe ser Santo, nuestra alma, y ahora si, nos revela el camino correcto a seguir, como nueva criatura, con una nueva percepción correcta de la verdad, no la que ofrece el mundo (para nadie es un secreto que todo es lícito, aunque no todo nos conviene, como dice la biblia), sino la que revela Dios padre, en sus mandatos y todo aquello que poco a poco nos dicta a nuestra conciencia.

Recordando siempre que todo lo que se dice con palabras, se debe redimir; Pactar con Dios padre, primero se expresa con palabras, recordemos eso, pero Honrar ese Pacto, es con hechos, diarios y constantes, sólo así Dios padre trae la sanación necesaria para reparar completamente aquello que de alguna u otra forma dañamos. El precio es esperar Dios padre te respalda cuando vives en Su más profunda pureza, Él te fortalece y te encamina, pero el precio a pagar es esperar el tiempo de Dios, el cual es perfecto. aprende a ser paciente, pero continúa trabajando, la lucha contra el pecado es diaria y constante, que no se te olvide.

 “Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora… Aquello que fue, ya es; y lo que ha de ser, fue ya; y Dios restaura lo que pasó.”  (Eclesiastés 3:3- 15)

¿La confianza es la vasija que se rompió?

Pactar con Dios padreHumanamente así es, sería difícil repararla y quizá nunca sería lo mismo, la confianza humana se rige por nuestras actuaciones, por aquello que los demás ven y nuestra capacidad de perdón se ve reflejada a partir de lo que sabemos. Sin embargo cuando las circunstancias de nuestra vida, están realmente apegadas a Dios padre, iniciamos lo que podemos llamar “Un pacto de sanación”, tener la convicción y la verdad de agradecer una nueva oportunidad, honrando primero en verdad a Dios padre y seguidamente a todos aquellos que afectamos con nuestros malos actos, teniendo la paciencia y la conducta apropiada que habla verdaderamente de lo que somos, no simplemente lo que ve la gente, sino siendo verdaderos desde lo más profundo de nuestro ser y demostrarlo con hechos. Al Pactar con Dios padre, toma los pedazos de la vasija y la hace nueva, Él va destruyendo la duda, va destruyendo el dolor de la mentira y con el tiempo, te da la oportunidad de que los demás vean tu cambio, ese que deseas imponer porque sabes que es verdad, pero a raíz de tus actos no es creíble en tu tiempo, En la Cofradía Vino del Rey, estamos completamente convencidos que Dios padre te respalda cuando vives en Su más profunda pureza, Él te fortalece y te encamina, te regala la nueva oportunidad de vivir en Unción.

“Yo fui y me encontré al alfarero haciendo en el torno vasijas de barro.  Cada vez que una vasija se le dañaba, volvía a hacer otra, hasta que la nueva vasija quedaba como él quería.  Allí Dios me dio este mensaje para los israelitas: Ustedes están en mis manos. Yo puedo hacer con ustedes lo mismo que este alfarero hace con el barro.” (Jeremías 18:3-6)

Al pactar con Dios padre de corazón, ponemos en Sus manos nuestras culpas

Pactar con Dios padreSolo hay dos caminos al Pactar con Dios padre, nos redimimos o nos destruimos, recordemos que Dios padre en un Dios de verdad, aborrece la mentira y el engaño, no juegues con Él, no prometas lo que dentro de ti sabes que no cumplirás, Dios padre aborrece al tibio, no debes despertar Su ira, porque será terrible, recuérdalo…
La buena noticia es que [highlight] al someternos a Su justicia y Amor, estamos poniendo en Sus manos todas nuestras faltas, aquellas que no pudimos limpiar, aquellas que salieron a la luz, aquellas de las que no nos acordamos, todas son puestas a la orden de Dios padre para ser limpiadas. Y ahora sí, con la casa limpia (nuestra conciencia) invitemos a papitoDios a morar en ella por siempre, no le demos cabida a Satanás para que regrese a hacer de las suyas y nos esclavice con el pecado. [/highlight]

¡Si ya pactaste, eres libre! Si ya pactaste, estás en la competencia de elegir ganar tu premio, “el perdón” o bien, perderlo para siempre, aprovecha la oportunidad que se te brinda. No quebrantes la confianza de Dios padre, Él te dará todo nuevo, todo, solamente vive como Él quiere que vivas, amándolo, honrándolo y siguiéndolo.

“De igual manera, el atleta que participa en una carrera no puede ganar el premio si no obedece las reglas de la competencia.”  (2Timoteo 2:5)
[highlight] El Amor de Dios padre es incondicional con los que se someten a Su voluntad, que ese sea tu aliciente para Pactar con Dios padre, pero entiende algo, la regla de oro es… [/highlight]

No peques más…

¡Recuerda dejar tus comentarios al pie de este artículo!

Play Cover Track Title
Track Authors