Monedas de Oro

Categories: El Alfolí

Dios Padre tiene un mensaje para ti; mensaje que te ha repetido muchas veces, y que tú has obviado… Él te ve con la tristeza que un padre ve a sus hijos equivocarse, y a la vez espera que esta vez leas con detenimiento y prosperes, Él quiere que entiendas que Él es el dueño de las monedas de oro y que si vives en pobreza, con limitaciones, y sin abundancia, es porque dios dinero te ha vendido sus mentiras.

La historia de un millonario…

Hace algún tiempo en una conferencia de negocios en Houston, Texas en Estados Unidos, uno de los panelistas, representante de una empresa multimillonaria dedicada a la importación de cítricos, comentaba su experiencia sobre cómo pasó de ser un muchacho que trabajaba en un supermercado de su natal Brasil, y que pese a ser ateo, siempre entendió que el no creer en un “dios de yeso” no era una justificación para no ser una buena persona , y que al paso del tiempo terminó siendo multimillonario en dólares.

En su relato nos comentaba que él nunca recibió una instrucción religiosa, que su familia era de las más pobres de los pobres, y que él desde niño entendió que las limitaciones eran algo con lo que tendría que lidiar.

Al tiempo que fue creciendo él siempre recordaba que si tenía algo que comer, siempre buscaba a alguien que no y lo compartía… “Misteriosamente” siempre le regalaban comida y algo que “picar” mientras caminaba o cuando trabaja en el súper mercado.
Un día lo ascendieron a supervisor en el supermercado y con sus salarios siempre ayudaba a la iglesia de su pueblo, porque “el sacerdote siempre me dio pan después de misa cuando no teníamos comida”, y siguió creciendo, y un día el gerente del supermercado murió, y él fue nuevamente ascendido. Cuando fue gerente conoció a muchos empresarios; y él siempre, aun sin conocer a Dios Padre, él siempre quería hacer el bien, y entonces les pedía a los empresarios que sí tenían regalías se las entregaran y él las repartiría entre los niños del caserío…

Pasó el tiempo; y uno de los proveedores que casualmente era el que trabaja con cítricos (jugos derivados de naranja y etc); le dijo que dejara el trabajo y que se fuera a trabajar con él…

10 años después de aquel día él nos contaba que su cuenta bancaria tenía tantos ceros que no podía contarlos con los dedos de su cuerpo; su capital ascendía a millones de dólares y él quería revelarnos el secreto:

“Aunque nunca fui instruido para creer en Dios Padre; siempre he reconocido que la ley natural de la humanidad es ayudar para ser ayudado, y el día que deje de diezmar, que deje de ayudar, ese día mis negocios terminaran”.


Monedas de oro

El cofre está repleto de monedas de oro

Mis amados la historia anterior es una historia que siempre me gusta compartir con los miembros de la Cofradía Vino del Rey, porque muchos no han tenido el placer de conocer a quien nos regala monedas de oro, al dueño del oro y de la plata, y que a diferencia de los que creemos en Dios Padre, aquellos que no lo aceptan, aun así pueden vivir en prosperidad al entender que el 10% de todo el dinero que toca nuestras manos, el 10% de esas “monedas de oro” es y debe ser dirigido a El Alfolí; pues la realidad es que es una ley natural; al ayudar a ayudar, nos estamos ayudando a nosotros mismos.

La gente que vive con limitaciones y sin prosperidad recibe su salario de dios dinero; mientras que los que vivimos en abundancia, en prosperidad, y con felicidad plena, recibimos monedas de oro por parte del Rey de Reyes… Por parte de papito Dios.

Cuando la gente piensa que Dios Padre no los ayuda; deberían preguntarse cuanto ayudan ellos a los demás. El evangelio no es gratuito, y el diezmar y contribuir con la evangelización es el secreto para ser prósperos y vivir en tranquilidad.

“He aquí, pues, el bien que yo he visto: que lo bueno es comer y beber, y gozar uno del bien de todo su trabajo con que se fatiga debajo del sol, todos los días de su vida que Dios Padre le ha dado; porque esta es su parte. Asimismo, a todo hombre a quien Dios Padre da riquezas y bienes, y le da también facultad para que coma de ellas, y tome su parte, y goce de su trabajo, esto es don de Dios Padre.”
La Biblia; Eclesiastés. 5:18-19

Monedas de oro en justa medida

Tal vez muchos piensen que lo importante de la vida es ser millonarios; cuando realmente cuando se anda en los caminos de Dios Padre no hace falta mucho dinero, pues cosas “mágicas” comienzan a suceder, lo que antes no comprabas con $100 de repente lo puedes conseguir por $1… Tu dinero parece convertirse en monedas de oro valiosas…

Papá es un Dios misericordioso; y Él hace que el dinero de los que diezman en El Alfolí sean monedas de oro y no monedas de lata como las que financia dios dinero.

Muchos escucharan, otros leerán, y muchos seguirán engañados… La realidad es que la salvación es individual, y nosotros como Pescadores de Almas cumplimos con nuestro Jefe, con Papá, al compartir la verdad, y el secreto para vivir en prosperidad.

“Y cuando vuestro Señor anunció: “Si sois agradecidos, os daré más (de Mi gracia). Pero, si sois desagradecidos,… Ciertamente, Mi castigo es severo.”
El Corán; Sura 14:7

Que la gloria sea por los siglos de los siglos tuya Papá.

Cordialmente invitados a dejar sus comentarios al pie del artículo y ser parte de la gran bendición.

¡Comparte tus pensamientos con palabras!