Miedo…¿Tu Goliath?

Categories: Temporada 2013

El miedo es una forma que satanás ha utilizado, para mantenernos alejados(as) de situaciones que propician el acercarnos a los caminos de Dios Padre, sin embargo, recordemos que a los hijos e hijas de Papá, todas las cosas nos vienen a bien… Aprender a usar el miedo como trampolín y convertirlo en algo positivo, es sólo cuestión de actitud.

Miedo, arma del maligno…

¿Recuerdas la historia de David y Goliath?, David fue llamado a enfrentarlo, y cuenta que con valentía logró matarlo, David sentía miedo, quizás estaba horrorizado, era mucho más pequeño que Goliath, nadie confiaba en la victoria del pequeño David y le decían que no tenía ninguna posibilidad de ganarle, sin embargo, todos conocemos su desenlace, Goliath fue vencido…

Goliath actúa como satanás atacándonos, lo sentimos y lo vemos grande y muy fuerte, nuestro miedo crece, sin embargo, al acogernos al poder de Dios Padre, podemos sentir miedo, más podemos superarlo y salir triunfantes.

El miedo a los cambios repentinos, el miedo a la soledad, el miedo a perder, tantos tipos de miedo, más es sólo una, la fuente de este: Satanás… En el transcurso de nuestra vida, nos enfrentamos a muchos acontecimientos que pueden cambiar, de alguna u otra forma el destino de nuestra vida, cambios como: relaciones, trabajos, lugares, convivencia, el amor, desamor, progreso, prosperidad, conocer a Dios Padre, y en cada situación enfrentamos un miedo.
Muchas personas se ven paralizadas por el miedo al “Goliath” del cambio, y desgraciadamente, son muchos los que se quedan en el camino “en zona segura” y simplemente dejan que la vida pase, sin un propósito, y si bien es cierto el mantenernos en esa zona confort, nos ahorra muchos sufrimientos, pero también nos priva de la felicidad que Papá soñó para todos.
miedo

¿Has notado lo que pasa cuando te asustas?

Muchos se paralizan, y dejan de actuar, más sin embargo,  cuando la vida corre peligro, la adrenalina corre por tu cuerpo y ese “deseo de supervivencia” te lleva a realizar cosas realmente increíbles. Madres que al ver un hijo atrapado bajo un vehículo, son capaces de levantar con fuerza descomunal, para salvar su vida, cuando algo o alguien nos asusta, nos encontramos que correr no siempre es cansado, además de que podemos desarrollar una habilidad increíble para enfrentar el peligro, nuevamente la adrenalina hace que hagamos cosas fuera de nuestras capacidades, solo para conservar el aliento en nuestro cuerpo. En otras palabras si dejas actuar el miedo puede ser de dos formas, la primera, si te encierras solo en tus fuerzas, te paraliza, la segunda, si confías en Dios Padre, te impulsa a hacer cosas increíbles.

“Encomienda a Dios Padre tu camino, y confía en Él; y Él hará”

La Biblia; Salmos 37: 5

Hora de sacar nuestra adrenalina espiritual, nuestro valor, ya es hora de vencer a tu Goliath…

Cuando recibas el llamado de Dios Padre, y sientas que el miedo te invade, no te paralices, no te quedes en “zona segura” muchos guerreros y guerreras de la vida, pierden sus batallas sin haberlas empezado, la vida en Dios Padre no es aburrida, y si el mundo te ofrece espejismos que te hacen feliz “a veces”, Papá te ofrece una realidad cargada de luchas, a veces sufrimientos, pero sin duda alguna cargada de mucha bendición y felicidad.
Que tu adrenalina espiritual, te haga enfrentar como nunca tu miedo, para que seas digno hijo de Dios padre. Enfrenta al Goliath que satanás ha utilizado siempre sobre ti, para truncar tus sueños y anhelos. Proyecta tu valor como nunca, como un verdadero siervo(a) e hijo de Dios Padre. Si te dicen que no puedes, ¡hazlo!, habla por y para Dios Padre, enfrenta a tu Goliath, Papito Dios está contigo, sentirás miedo, porque el enemigo siempre querrá atacarte como hiena hambrienta, sin embargo, valiente no es aquel que deja de sentir el miedo, valiente es aquel que se propone superarlo…

“Añadió David: Dios Padre, que me ha librado de las garras del león y de las garras del oso, él también me librará de la mano de este filisteo. Y dijo Saúl a David: Ve, y Dios Padre esté contigo”

La Biblia; 1 Samuel 17:37

Que Dios Padre te bendiga, hoy mañana y siempre, que tu fortaleza sea Papá, para que cuando enfrentes a tu miedo, a tu Goliath; actúes como David, que estando en desventaja ante el mundo, decidió confíar plenamente en la protección de Dios Padre…

Tu opinión es muy importante, te invito a dejar tu opinión al pie de este artículo.

Bendiciones

¡Comparte tus pensamientos con palabras!