El Diezmo, es uno de los mandatos que papito Dios pidió consagrar a Él, desde el principio de los tiempos.., es devolver a Dios padre una parte de todas las bendiciones que Él regala…  todos tenemos la llave al diezmar, pero no todos la utilizan. El diezmo abre  para nosotros, las ventanas de los Cielos… Si no lo crees; tal vez leyendo este mandato, cambies de parecer.

¡Prospera tu vida al diezmar!: Mandato Séptimo Cofradía Vino del Rey

 ¡Prospera tu vida al diezmar! El Diezmar, glorifica la abundancia que Dios padre trae día a día a nuestras vidas, y pretende llevar bendición a todos aquellos que cumplen con este mandato.

Es increíble la prosperidad que atraemos al cumplir con el diezmo, pues estamos consagrando nuestras finanzas a Dios padre.

“Así pues, todo el diezmo de la tierra, de la semilla de la tierra o del fruto del árbol, es del Señor; es cosa consagrada al Señor.” (Biblia; Levítico 27:30)

¿Le estás robando a Dios padre?

El Diezmar a través de los tiempos ha sido tergiversado, porque su cumplimiento ha caído en muchas manos interesadas en lo que es de Dios padre, no necesariamente para glorificarle, muchos han Robado y tratado de Enmarañar Su obra y la bendición que de Dios padre procede. El diezmo es de Dios padre, si no se lo das… le estás robando.

“¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me estáis robando. Pero decís: “¿En qué te hemos robado?” En los diezmos y en las ofrendas.” (Biblia; Malaquías 3:8)

El diezmar es motivo de controversia en nuestros días…

En tiempos tan difíciles para todos, EL DIEZMO SE CONVIERTE EN CONTROVERSIA; EN UN MUNDO CARGADO DE FALSEDAD Y ESTAFADORES DE LA FE, es momento de mantenernos firmes y en guardia, velando por los intereses de papito Dios. Es importante rescatar que Sus siervos estamos llamados y obligados a proteger los recursos de Dios padre, honrando el Diezmo procurando que sea utilizado en su obra, de no ser así nos llamará LADRONES y caerá Maldición sobre nosotros.

“Con maldición estáis malditos, porque vosotros, la nación entera, me estáis robando.” (Biblia; Malaquías 3:9)

¿Quieres que Dios padre abra las Ventanas de los Cielos y te inunde de prosperidad?

Dios padre sabe que en un mundo material, se necesita del dinero como medio para sobrevivir. El Diezmo es necesario para mover y llevar sus designios hasta el último rincón de la tierra, donde aún hoy día muchos no han escuchado hablar de Dios padre.  Nosotros al Diezmar haremos posible este mandato de llevar la buena nueva, Sus bendiciones, es un dinero Santo, le corresponde Íntegramente a Su obra, pues le pertenece a Dios padre y las bendiciones de Él a su pueblo.

Ahora si… ¿Quieres prosperidad? ¡Tienes la llave en tus manos con tan solo DIEZMAR!

Dios padre está Abriendo las Ventanas de los Cielos, el Diezmo –es Bendición traída de lo sobrenatural a lo natural…

“Traed todo el diezmo al alfolí, para que haya alimento en mi casa; y ponedme ahora a prueba en esto –dice el Señor de los ejércitos –si no os abriré las ventanas del cielo, y derramaré para vosotros bendición hasta que sobreabunde.” (Biblia; Malaquías 3:10)