No Juzgaras, el hacer juicios sobre los demás, nos hace colocarnos en una posición que no nos corresponde. Uno de los derechos que tiene Dios padre sobre la humanidad es juzgarla. Al eliminar esa obligación de nuestros hombros nos deja la maravillosa opción de ocuparnos detenidamente de nuestros asuntos, pues no debemos preocuparnos por el comportamiento, deseado o no, de las demás personas.

No Juzgaras: Mandato Segundo Cofradía Vino del Rey

Encierra en sí un gran significado; Solamente Dios padre conoce lo que cada uno tiene en su corazón, por ende sabe perfectamente las circunstancias del actuar de sus hijos, sabe con toda certeza, los pormenores de cada situación y eventos desconocidos para todos los demás, en la vida de cada una de las personas.

No juzgaras

No juzgarasEs el mandato que nos releva de la responsabilidad de valorar mal las situaciones de quienes están en nuestro entorno y que son desconocidas por nosotros; Por lo tanto también nos vemos beneficiados, pues Dios padre es el único que puede juzgarnos con justicia.  Al irrespetar el mandato de No Juzgaras, estás entrando en terreno peligroso, pues te estás poniendo a la altura de Dios padre.

No juzguéis para que no seáis juzgados.” (Biblia; Mateo 7:1)

¿Cuántas veces hemos juzgado mal a alguien, sin percatarnos de la desobediencia a Dios padre?

Pues bien, todos hemos caído en el error de emitir juzgamiento errado hacia nuestro prójimo, sin percatarnos muchas veces que al juzgar a otros con un vago concepto de la situación real, estamos usurpando el lugar de Dios padre… pues Él nos dice No Juzgaras.

“Sólo hay un dador de la ley y juez, que es poderoso para salvar y para destruir; pero tú, ¿quién eres que juzgas a tu prójimo?” (Biblia; Santiago 4:12)

Dios padre desea que nos ocupemos cada uno de nuestros asuntos

No juzgaras, es uno de los mandatos que Dios padre castiga más duramente; Si caemos en desobediencia no solamente seremos juzgados por Él cuando nos toque ir delante de su presencia, sino, que seremos enjuiciados más duramente.

“Por lo cual no tienes excusa, oh hombre, quienquiera que seas tú que juzgas, pues al juzgar a otro, a ti mismo te condenas, porque tú que juzgas practicas las mismas cosas.” (Biblia; Romanos 2:1)

Dios padre al decirnos No Juzgaras, nos está llamando a ser justos con nuestro prójimo y a no manifestar criterios, donde solo Dios padre tiene la potestad y el derecho de emitir. Al vivir en obediencia, nos acercamos a la justicia que Dios padre desea para cada uno de sus hijos.

” Bienaventurados los que guardan el juicio, los que practican la justicia en todo tiempo.” (Biblia; Salmos 106:3)