El monoteismo (del griego: mono= “solo”; theus= “dios”), nace entre los siglos VIII y VI antes de Cristo, anterior a ese tiempo existía la monolatría o henoteísmo; el cual consiste en Adorar a un solo Dios, sin negar la existencia de otros dioses. Sin embargo el nacimiento del monoteismo como filosofía de vida refuerza en gran manera, que la biblia tuvo un tiempo grande de preparación para que preponderara la seguridad de un solo Dios padre, único y verdadero.

El monoteismo: Mandato Primero Cofradía Vino del Rey

El monoteismo es la creencia en un solo Dios padre, creador de todo el universo, de todos sus componentes, plantas y seres vivos, el cual no puede representarse de ninguna forma física, primeramente porque Dios padre lo prohíbe, pues supera en gran medida la imaginación del hombre y va más allá de lo natural, adentrándose profundamente en el mundo espiritual.

“No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. (Biblia; Éxodo 20:4)

El Cristianismo, Judaísmo y el Islam son religiones en las que medió la Revelación por medio de Profetas

Monoteismo En el Cristianismo, Judaísmo y el Islam, Dios padre se da a conocer como un Único Dios verdadero, así como las obligaciones del hombre hacia Dios padre, mediante los textos sagrados que describen dichas revelaciones;  a partir de ahí se acoge el Monoteismo como filosofía de vida.

“Y dijo [a Moisés]: Yo soy el Dios de tu padre, Dios de Abraham, Dios de Isaac, y Dios de Jacob. Entonces Moisés cubrió su rostro, porque tuvo miedo de mirar a Dios.” (Biblia; Ex 3: 6)

El albor del monoteismo fue mostrar a Dios padre como un Ser distinto a todo lo que conocemos en el mundo

Sin embargo, Dios padre es el Eslabón donde se unen todas las cosas, motivo trascendental del principio y fin de todo lo que conocemos, distinto de todo lo que podemos imaginar, sin embargo Dios padre es el vínculo que nos une a todos, es nuestro porqué y para qué estamos en el mundo.

“…Pacto mi alianza contigo y con tu descendencia después de ti: ésta es una alianza eterna. Yo seré tu Dios y, después de ti, de tu descendencia.” (Biblia; Génesis 17, 1-7)

¡El monoteismo acoge a Dios padre como un Dios Exclusivo, Único y Todopoderoso!

“No tendrás otros dioses delante de mí” (Biblia; Éxodo 20:3)

Dicha exclusividad acarrea grandes responsabilidades arraigadas al respeto por Dios padre pues prohíbe postrarse ante otros dioses los cuales no son reconocidos.

“Pues no adorarás a ningún otro dios, ya que el Señor, cuyo nombre es Celoso, es Dios celoso” (Biblia; Éxodo 34:14).

El mundo moderno, necesitado de dar un sentido trascendental a su propia existencia, debe arraigarse y apegarse a la existencia de Dios Padre, el Monoteismo en sí, trae consigo la ventaja de no confundir a otros mal llamados “dioses”  que ofrecen muchas “cosas” rápidamente, con el Dios padre Único y verdadero, pues el que salva es Dios padre, Inconfundible, Único, Amoroso y Benevolente con Sus hijos amados.

“Yo, yo soy el Señor, fuera de mí no hay ningún otro salvador… yo soy Dios” (Biblia; Isaías 43:11-12)

 En la Cofradía Vino del Rey no nos interesamos por las religiones; ni por sus diferencias. Creemos firmemente que el ser humano esta llamado a adorar a Dios padre; y que las religiones lo que procuran es mediar entre esa relación. Respetamos los deseos y las creencias de las personas que profesan un credo en especifico, y encontramos en el amor a un único Dios el punto de unión donde debemos converger todos como hermanos.