Libre albedrio

Categories: Oracion,Temporada 2013

La llave del éxito en nuestras vidas está estrictamente ligado al uso del libre albedrio, y en este artículo les convidaremos de la receta para alcanzar la prosperidad que tú le has pedido a papito Dios desde hace tanto… ¡Desatamos liberación!

¿Libre albedrio… Sexo, drogas, promiscuidad y licor?

Sin lugar a duda muchos alrededor del mundo consideran que la libertad o el famoso libre albedrio, es poder hacer lo que quieren, y con esto, olvidarse de las consecuencias que eventualmente toda decisión acarrea consigo misma. El sexo, las drogas, la promiscuidad y el licor son conductas con las que vivimos día con día, son decisiones del libre albedrio de aquellas personas, que han decidido refugiarse en lo que consideran “peligroso” y por ende “excitante”. 

 Hace muchos años conversaba con un amigo de Argentina, y él en su gran sabiduría me instruía sobre el verdadero concepto de libertad, que sin lugar a duda está relacionado con el libre albedrio, entonces en aquella ocasión me pregunto… ¿Si vas por la calle y violas a una mujer qué sucede?… “Me voy preso… Contesté”… Él asintió y me dejo ver en sus palabras un principio claro que Dios padre nos revela para el éxito en nuestras vidas: Hay que hacer lo que se debe hacer; y no necesariamente lo que se quiere.  

Si le damos rienda suelta a nuestros deseos, a nuestro libre albedrio y además de esto, nos excedemos en todos ellos, estaremos sirviendo a conductas que toman cierta idolatría en la sociedad, y que por ende nos separan de la unción de Dios padre.

libre albedrio

Decisiones que conducen a resultados

También hace otra cantidad de años, recién me separaba de la madre de mi hija, y conversaba también con otro amigo argentino (no el mismo de la anécdota pasada), y me contaba que él había terminado con su ex pareja porque quiso vivir la vida con otras mujeres, “disfrutar de su juventud”, asumir la responsabilidad de su libre albedrio, pero que siempre amo a aquella muchacha, y que cuando quiso buscarla ella ya estaba esperando un hijo de su pareja de turno, y que nunca más volvieron a encontrarse.
Esa historia me la trae a la mente el Espíritu Santo para ejemplificar como una pequeña decisión y como el libre albedrio puede cambiar el rumbo de nuestras vidas; y esto realmente se vuelve preocupante cuando vemos la facilidad con la que tomamos día a día estas decisiones.
Claro… Y cómo no equivocarse si somos humanos; y si nosotros no conocemos lo que sucede alrededor nuestro, ni las puertas que cerramos, ni tampoco las que abrimos.

“Sed de espíritu sobrio, estad alerta. Vuestro adversario, el diablo, anda al acecho como león rugiente, buscando a quien devorar.” (1Pedro 5:8)

A continuación te diremos lo que Dios padre quiere que conozcas… No clames más por una revelación, solamente sigue leyendo este artículo y te garantizamos que tus problemas serán cosa del pasado.

 

Entrega tu libre albedrio a papito Dios

¿Cómo? ¿Es posible?

Así es… Cuando nos encontramos en situaciones complicadas vemos que al acudir a nuestro Padre Celestial, Él soluciona todo de manera sencilla, pero más allá, de hacerlo en situaciones sesgadas, pruébalo en toda tu vida.


Oración para entregarse a Dios padre

Oh Señor Poderoso, que sabias de mi oración, desde antes de que me enviaras a la tierra… Tu Padre amado que me has visto caer, y me has levantado con Tu luz, Tu que me amas más de lo que nunca podre entender, y que tu amor no depende de tiempo, si no depende de eternidad…

Vengo hoy a humillarme y a reconocer que él regalo que me diste es inmanejable sin Tu voluntad tomando el control de mi vida, te imploro padre porque seas Tu quien dirija mis decisiones, quien limpie mi mente, quien comande mi alma, y quien luche mis batallas.

Dios padre, Dios único y poderoso, escucha el clamado de este humano, que entre kilos de carne te entrega hoy, mañana y siempre, lo que te corresponde, que soy yo, tu templo, por completo.
¡Que se haga tu voluntad Señor de los Ejércitos!

“Pues no habéis recibido un espíritu de esclavitud para volver otra vez al temor, sino que habéis recibido un espíritu de adopción como hijos, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!” (Romanos 8:15)

Desde ya escuchamos sus oraciones, y sabemos que Dios padre recibirá su plegaria con el mismo amor con la que nos la dicto para ustedes hermanos y hermanas en Cofradía.

Recuerden dejar sus comentarios al pie del artículo, y reprendan a satanás en su vida, y entréguenle a Dios sus problemas, Él, y miles de personas más leerán lo que ustedes comenten, y desataremos entre todos un avivamiento en nombre y por la gloria de nuestro gran papito Dios.

¡Que la bendición de la luz de Dios padre ilumine sus vidas!

¡Comparte tus pensamientos con palabras!