Gustos son gustos

Categories: Temporada 2014

Siempre me han gustado los tríos, capaz y se preguntaran, como inicio una prédica confesando esto, sin embargo los que gusten del placer de leer y educar su alma, tendrán la respuesta, del porqué gustos son gustos.

Gustos son gustos… a nadie le falta Dios…

Hace algunos años, antes de mi conversión a los caminos de Dios Padre, solía frecuentar bares,  y pues en aquel entonces, combinaba las 3 cosas por las que vivía… “Mujeres, Licor y Dinero”, y como gustos son gustos, pues recuerdo una escena que aún me sigue produciendo bastante gracia; y que aún me dibuja un sonrisa en la mejilla.Gustos Son Gustos

Estaba en la barra con mi tío, y al frente había una mujer rubia, y en aquel entonces, lo que pensamos era que ella era fea, pero fea con ganas… La pobrecita no tenía ni la más mínima gracia, y al parecer era algo en lo que concordábamos todos los hombres del bar.

Siguieron llegando los tragos, las meseras, todas amigas en aquella época, se reían con nosotros, porque además aquella mujer era una mujer torpe… Torpe del tipo que camina y se tropieza, del tipo de que sentada derramaba la cerveza, y etc, un desastre total, o al menos ante nuestros ojos…

Para rematar la noche, ya cerca de la media noche, una de las amigas de esta peculiar dama, le cuenta un chiste, y estalla aquella mujer en las carcajadas más indecentes que nadie puede imaginar, el bar entero volvió a verla, y el “DJ” detuvo la música, pues realmente no se sabía, si estaba riendo, llorando, o si la estaban agrediendo…

“No juzguéis según las apariencias…”
La Biblia; Juan 7:24

Gran sorpresa…

En ese momento llega un mensajero al bar (a eso de la 1 am), y pues busca con la mirada identificar a la dama que tenía en una foto en su mano izquierda, y da visualmente con ella…, sale del bar, y vuelve a entrar con un ramo de flores magistralmente inmenso, y a que no adivinan para quien eran las flores…

El mensajero ingresa al lado de la barra donde estaba dicha dama, y se las entrega (si era nuestra dama de las carcajadas), en eso todos los hombres cruzamos miradas, y un anciano, que se encontraba al otro lado del bar, justo en el momento perfecto, donde un cambio de música, permitió que escucháramos la frase que pronuncio: ¡Opa Opa! ¡A nadie le falta Dios!

Y como gustos son gustos, a aquella mujer poco agraciada y con “una sonrisa de casa de sustos” era amada por alguien, alguien la quería, y además de eso, la consentida y la trataba como una dama. Pasado los años entendí la gran lección de aquella noche…, misma que sin lugar a duda se resume en que a nadie le falta Dios.

“Es el Originador de los cielos y la Tierra; creó parejas entre vosotros [para que encontréis sosiego], y a vuestros rebaños también los creó en parejas, y así es como os multiplicáis. No hay nada ni nadie semejante a Dios Padre, y Él todo lo oye, todo lo ve”
El Corán, Sura 42:11

Me encantan los tríos…

En la historia anterior comprendemos cómo sin importar lo que la sociedad piense, o lo que las personas cercanas a alguien concluyan, siempre el amor nos alcanza, de una u otra manera, y para aquellos que buscan el amor fuera de la carne, después terminan entendiendo que Dios Padre siempre nos ha amado.

Ahora, en relación a los tríos… Ya me imagino que varios se quedaron con la intriga de porque expongo que me encantan los tríos, y la analogía es la siguiente.

Yo no creo en un amor de dos, en un amor de pareja que solo trate de hombre y mujer (o HH, MM), más bien, entiendo que el amor es y debe ser un juramento ante Dios (Aquí está el trío perfecto), donde ambos nos comprometamos en amarnos, pero ante todo en amar a Papá. Este es uno de los mandatos del monoteísmo, de esos que te prosperan la vida.

En el momento en que convertimos una relación de 2 personas, y la elevamos a una trilogía donde incluimos a Dios Padre, perfeccionamos el amor, perfeccionamos la compañía, y permitimos que el Educador del Universo, eduque nuestros gustos y nos permita crecer sin temor, sin miedos, y lejos de las banalidades de la carne, que finalmente duran lo que dos cubos de hielo en un whisky on the rocks.

Es por lo anterior mis amados y amadas, que los y las invito a vivir un amor, de esos que se presentan con besos, pero que se sellan en oración.

“Uno solo puede ser vencido, pero dos pueden resistir. ¡La cuerda de tres hilos no se rompe fácilmente!”
La Biblia; Cantar de los Cantares 4: 9-12

Cordialmente invitados a dejar sus comentarios y alabanzas al final de la prédica; y recuerden vivir como yo, en comunión, en cofradía y en victoria. ¡Que La Gloria de Dios Padre alcance vuestros corazones!

¡Comparte tus pensamientos con palabras!