Fuente de Dinero

junio 3, 2013 - El Alfolí
Fuente de Dinero

Cuántas veces escuchamos decir a las personas cuando les preguntamos ¿Cómo estás?, responder; – ¡Uy! Excelente, me ha ido muy bien, soy muy bendecido(a), tengo carro, casa, me aumentaron el sueldo, etc… Y si, efectivamente son bendiciones. Pero… ¿Qué pasa cuando el dinero se convierte en el eje central de todo lo que consideramos bendición?, ¿Quién es tu Fuente de Dinero?

 

Fuente de Dinero, bendición por medio de la fe

Hace algún tiempo escuchaba una reflexión sobre ese tema, me llamó profundamente la atención, de que en realidad los seres humanos nos definimos exitosos, en base al conocimiento y al triunfo laboral y/o económico que llegamos a tener o bien que soñamos llegar a cumplir. Pero ¿Qué pasa con la fe? Yo estoy totalmente convencida de que Dios padre es un papá tan amoroso, que vive literalmente “jalando las orejas” de nosotros sus hijos para que no nos desviemos del camino correcto, pero, que terriblemente tercos, somos a veces. Dios padre, para empezar a actuar debe conocer nuestra fe y como Él conoce nuestro corazón, sabe perfectamente cuando estamos preparados para ser prosperados, pues como Padre desea no solo ser el motivo de nuestra Fe, si no también nuestra Fuente de Dinero.

Fuente de Dinero

 

¡Mucho ojo!

Si lo que sentimos por Dios padre, nace a raíz de la prosperidad, pensando que la Fuente de Dinero es lo que provee nuestra fe y nuestro agradecimiento ¡Cuidado! dicen que cuando el dinero sale por la puerta, el amor se escapa por la ventana… O quizá nunca existió ese amor en realidad. Dios padre es un padre ejemplar, nos enseña que las cosas debemos ganarlas para que sean apreciadas. El desea que la prosperidad llegue a nuestra vida, pero por medio de Él. He escuchado y leído infinidad de veces, “No sé qué hacer, mis problemas económicos me ahogan, yo le pido a Dios que me prospere, que me de la Fuente de Dinero para dar testimonio”  ¿Perdón? ¿Disculpe?, ¿Qué es eso?… O sea, algo así como “Dios, hagamos un trato, cuando seas la Fuente de Dinero que necesito, hablaré bien de Ti…” Definitivamente así no funciona… Es el pretexto perfecto del señor de las tinieblas para mandar una “imitación de prosperidad, una falsa Fuente de Dinero” para luego quitarla en cualquier momento y ¿Adivinen en quien perderíamos la fe?… Así es, Dios sería probablemente “el culpable” de que perdamos la “fe”…

“Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma”
La Biblia; 3 Juan 1:2

 

Primero tírate al agua por fe…

Dios padre nos pide fe ciega (o ¿Acaso cuando le dices a tu niño o niña, que no sabe nadar, “salta a la piscina, que yo te sostengo”… ¿No te sientes feliz cuando lo hace sin pensarlo? o por el contrario, ¿No te frustras si no lo hace, porque sabes perfectamente que no confía en ti?).

Es lo mismo que Dios padre nos pide, que saltemos a la piscina de la fe, directo a Sus brazos, Él nos enseñará a nadar, para que luego, siendo expertos en la fe y confianza hacia Él, nos comamos el mundo, ahora sí llenos de fe y de Su Unción, para trabajar como se debe, para creer como se debe. Que si se pierden los bienes económicos, nuestra fe sea como la de Job, intachable, intocable, intacta… Pues nuestra fuente de prosperidad, nuestra Fuente de Dinero viene directamente de Dios padre.

“Pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal.”
La Biblia; Hebreos 5:14

 

Tres preguntas para saber: ¿De donde viene tu Fuente de Dinero?

1. ¿Quién es el dueño de todo? Así es Dios padre…
2. ¿Quién te ha prosperado por medio de la fe? Exactamente, papito Dios.

3. ¿Ya devolviste a papitoDios lo que le pertenece, ya Diezmaste?… Si tu respuesta es sí, ¡Felicidades! Porque has creído Dios padre te ha venido prosperando y lo hará mucho más, primero en lo espiritual y luego en lo material, porque Él trae la bendición de lo sobrenatural a lo natural. Y aunque has pasado duras pruebas, sabes que Él te levantará…

Y tu, si tu, el escéptico, el que sintió que se le revolcó el estómago con la tercer pregunta, reflexiona, y piensa ¿De donde viene tu Fuente de Dinero? Porque los que andamos por fe, sabemos que el Diezmo es un acto de obediencia… No te pierdas la bendición.

 “En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz.”
La Biblia; Génesis 22:18

Te invitamos a dejar tus comentarios al pie de este artículo.

Que papitoDios los Bendiga…

Play Cover Track Title
Track Authors