Enamoramiento

Categories: Temporada 2013

Que rico cuando se cruzan nuestras miradas, se nos traba la lengua, nos ponemos nerviosos, la (o le) vemos casi perfecta, y nos topamos con una de las experiencias químicas más deliciosas que nos regala papito Dios para nuestro gozo. Disfruta en este artículo de la mezcla de información científica sobre el enamoramiento, como también de maravillosas revelaciones de Dios padre ante este particular sentimiento.

Los síntomas y el propósito del enamoramiento

Que rico, como hijos de Dios padre, poder desarrollar un tema como el enamoramiento, donde experimentamos en su etapa inicial, entre otras circunstancias:

  • Sudoración excesiva.
  • Pulso acelerado.
  • Tartamudeo (“se te lengua le traba”).
  • Aumento de la presión arterial.
  • Risa floja y nerviosa.
  • Taquicardia.
  • Alteración de la percepción del tiempo.
  • Dolor o ansiedad en el estómago.

El corazón late más deprisa (130 pulsaciones por minuto) y la presión arterial sistólica (lo que conocemos como máxima) sube; y todo esto como regalo de papito Dios para que nos encontremos con una persona, que reúne entre atributos físicos y químicos, un perfecto complemento que nos excita, nos motiva, y porqué no decirlo “nos prende” Qué bueno que ha sido papito Dios con nosotros; pero como todo, tiene un propósito y es un propósito que busca “arar la tierra”, para que entre estas dos personas se dé una posibilidad de comunión, una posibilidad de integración y de amor real. Lejos de sopesar si la promiscuidad es “pecado”, o no, este artículo va dirigido a aquellos que no están fanáticamente apegados a creencias religiosas, y que tienen la capacidad de entender un mensaje inspirado por Dios padre, para que la próxima vez que sientas esa sensación, sepas interpretar realmente lo que está sucediendo. 

El enamoramiento al ser un proceso químico temporal, es un proceso regalado por Dios padre, para que “aremos” la tierra, para que nos preparemos como pareja, y para que como buenos “agricultores” hijos de Dios padre, continuemos al siguiente nivel, en búsqueda de la felicidad.

“Las muchas aguas no podrán apagar el amor, Ni lo ahogarán los ríos. Si diese el hombre todos los bienes de su casa por este amor, De cierto lo menospreciarían”.
La Biblia; Cantar de los Cantares 8.6-7

El enamoramiento dura 2 años

El enamoramiento es provocado por unas hormonas llamadas feromonas que, desatando un proceso neuroquímico, alteran las proporciones de tres neurotransmisores: la dopamina, la noradrenalina y la serotonina. Si bien es cierto que son sustancias que están en nuestro cerebro, responden, como todo en la tierra a la autoridad de Dios padre. Un estudio revelado por científicos de la Universidad de Pisa (Italia) a finales de enero del año 2006 concluyo que todos estos procesos neuroquímicos, son los causantes del amor y de la pasión, y que sus efectos apenas duran dos años. Pasado este período de tiempo el cerebro se adapta y vuelve a la “normalidad”.

En otras palabras, termina el tiempo de arar y de siembra, y comienza el tiempo de cosecha.

El amor es y debe ser incondicional , como lo es el amor de papito Dios para nosotros… Y como todo buen amor, debe estar fundamentado en Él, centrado en Él, y respaldado por Él, si no, afrontara el resultado esperado de una tierra que no se trabaja correctamente, y es que se pierde la cosecha.

enamoramiento

Recoger la cosecha y amarse de por vida

Usualmente hacemos referencia a la cosecha, cuando hablamos de la prosperidad que recibe el pueblo de Dios padre que diezma en elalfoli.com y en sus diferentes ministerios, sin embargo en este artículo, nos referimos a la cosecha del enamoramiento inspirado por Dios padre, donde si una pareja de novios, suele rezar junta, le piden a Dios padre que los mantenga unidos, que sea Él quien tome las decisiones entre ellos, y que finalmente sea papito Dios quien los mantenga unidos; se mantendrán juntos, felices y prósperos.

Si durante el enamoramiento solamente nos dedicamos a “pasarla bien”, y vemos el tiempo como todas las oportunidades pasar, llegara el periodo en que las cosas se enfríen, en que ya los defectos sean los gusanos que devoran nuestra cosecha, y veremos cómo Satanás aprovecha una situación de Dios padre, para dejarnos con tristeza, sin fe, y con desesperanza.

Los invitamos a amar como papito Dios nos ama, a rezar en pareja, a pedir y a agradecer por esa persona que hace sus días especial, y a ver de ahora en adelante el enamoramiento como una época de siembra, que nos lleva químicamente por el camino de cosechar luego, si hemos convertido la pasión en compañerismo, y el centro de nuestro amor es Dios padre, siempre tendremos noches llenas de besos, y los problemas no nos vencerán, puesto que papito Dios será quien dirima cualquier diferencia, entre dos de sus hijos que han decidido amarse.

“Entre los signos de Dios, está el de haber sacado de vosotros mismos vuestra mitad para que permanezcáis en armonía cerca de ella. Él ha querido entre vosotros, amor y misericordia”
Hadith del profeta Mahoma, versículo 21 de 30

¡En el nombre de Dios padre declaramos que las relaciones que se centren en Él serán prósperas, duraderas, llenas de pasión, y sobre todas las cosas serán reales y bendecidas!

Quedan cordialmente invitados e invitadas a compartir sus comentarios al final del artículo…

¡Que viva el enamoramiento que siembra!

¡Comparte tus pensamientos con palabras!