Annunakis y nuestro Dios Padre

Categories: Temporada 2014

Esta prédica va dirigida a aquellos que desean abrir los ojos ante muchos de los engaños, que han sido utilizados desde hace miles de años, pero también, en nuestros días continúan separando un mismo poder, una misma gloria, y una misma creación. Los Annunakis y nuestro Dios Padre es una predica prohibida para fanáticos.


¿Quiénes fueron (o son) los Annunakis?

Viajando en el tiempo a la Mesopotamia antigua; nos encontramos como miles de años después, Dios Padre, ya habiéndonos preparado para entender los viajes espaciales, que la tierra no es plana, y que existe la vida (en diversas expresiones) fuera de nuestra atmósfera; nos brinda mediante diversos escritos sumerios, y de diversas fuentes, donde se cuestiona el nacimiento del hombre tal y cual lo describe la Biblia. Ya esto es una circunstancia que debe llevarnos, a antes de continuar con la presente predica a realizar la siguiente oración.

Oración de Revelación

Dios Padre, Gran Rey de reyes, Gran Papá,

Nos unimos hoy en oración para pedirte lucidez, para pedirte claridad, y para entender sin importar el cambio de los paradigmas, que Tu, y solo Tú, sigues y siempre serás el Poderoso, el Absoluto, el Soberano; nuestro Dios, y él Dios de todo lo visible e invisible.

Cubrenos con tu sabiduría, e ilumina nuestro entendimiento, de acuerdo a Tus deseos.

Amén.

annunakis
La historia de los Annunakis es previa a la Biblia, al Corán, y a otros textos clásicos, claramente inspirados por Dios Padre, para llevarnos como niños, donde lo primero que recibimos fueron historias hechas para su entendimiento, y donde miles de años después, vemos como aquella historia que concebimos de una manera, toma forma, credibilidad, y se simplifica.

“…y he aquí una escalera que estaba apoyada en tierra, y su extremo tocaba en el cielo; y he aquí ángeles de Dios Padre que subían y descendían por ella”
La Biblia; Génesis 28,12


Los Annunakis obedecieron a Papito Dios

Los Annunakis y su teoría, indica como ellos al llegar al planeta Tierra, básicamente por conflictos familiares (tal y como lo vemos hoy en nuestra sociedad), e intereses económicos y energéticos, se percatan como nuestro planeta, rico en metales preciosos, es una eventual fuente de energía para su civilización. En este proceso, los Annunakis realizan modificaciones genéticas fallidas, y exitosas, que se dirigen a crear una raza (nosotros) con habilidades para el trabajo, pero que de forma inevitable compartían con ellos genes, sangre y una misma fuente.

“Pero no podréis desear, si Dios Padre no desea. Él es el Señor del universo”:
El Corán; Sura 81:29

Los Annunakis, siguieron su propósito, y continuaron con una serie de hechos que no analizaremos en esta predica, pero que en llegado momento, les revelaron que nosotros, como humanos, teníamos la autodeterminación en la Tierra, y que la “Voluntad Universal” (Como ellos conocían a Dios Padre), había decidido que nos plantaran en el planeta, y que de allí, se nos dejara vivir bajo ciertas condiciones.

En ese momento, Dios Padre desato Su voluntad, pues su propósito original había sido cumplido, y todo esto nos habla más del poder Universal de Dios Padre, que de mitos y de leyendas; y nos da una clara muestra del respeto de los Annunakis a la voluntad del Rey.

“Y llegó, tras eso, que vi otro ejército de carros (naves), sobre los que había hombres montados; y ellos iban sobre los vientos (en el cielo) , de oriente y de occidente hasta el mediodía. 
Se oía el rodar de sus carros…”
La Biblia; Enoc 57,1


Dios Padre desato una cadena de hechos por ti…

Una cadena que permitió a los seres humanos estar enlazados por genética con una raza (los Annunakis) que Dios Padre amó antes que a nosotros, como bien, los profetas y eruditos lo plantean en textos clásicos, somos el más pequeño de sus mundos…

Y como los más pequeños de la casa de Papá, Él buscó la forma de darnos lo mejor, y de separarnos de los errores que nos persiguen, como lo son las guerras, los extremos, la avaricia, y tantos otros antivalores, que nos generan idolatría, y por ende nos separan de la voluntad propia de adoración.

“Existían por aquel tiempo en la tierra , gigantes, e incluso después de esto, cuando los hijos de Dios Padre (los ángeles del cielo) se unieron a las hijas de los hombres y les engendraron hijos, que son los héroes, desde antaño varones renombrados”.
La Biblia; Génesis 6,4


Fuimos creados para Adorar.

En este proceso genético fuimos determinados con grandes propósitos, pero uno de estos lineamientos fue, que tuviéramos la capacidad de Adorar, lo que en muchas partes de la historia, ha sido expuesto como la explicación, del porque Satanás nos detesta… ¡Porque fuimos hechos para adorar!

Esta capacidad de adorar fue la que nos acercó aún más al corazón de Dios Padre, pues, con facilidad perdemos la noción de que Él solamente necesita de Él mismo, y que Su voluntad es suprema e incuestionable; incluso por una raza como los Annunakis, que serian mucho más tecnológicos que nosotros. 

“Los sacerdotes no podían entrar en la Casa de Dios Padre, porque la Gloria de Dios Padre había rebosado la Casa. Todos los hijos de Israel al ver descender el fuego y la Gloria de Dios Padre”
La Biblia;  
II Crónicas 7,2-3


Fuimos creados para Morir en la carne

A diferencia de los Annunakis, y de los textos que describen su gran poder tecnológico y espiritual, es que nuestra temporalidad es mucho menor, lo que de manera muy sabia, nos aleja de la sensación de sentirnos dioses, y nos sitúa más cerca de la voluntad de Papito Dios.


Los Annunakis fueron un mandato del Soberano

Al caminar por la calle, ves como hay personas en necesidad, y piensas que cuando le regalas a alguien un poco de dinero, tu estas siendo el autor de tu acto, cuando en realidad lo que estás viviendo, es tu cuerpo respondiendo a un mandato de Dios Padre de ayudar.

Los Annunakis, fueron algo parecido en nuestra historia, y algunos dicen, que aún lo siguen haciendo; sin embargo, tal como quien da dinero a un vagabundo, ellos solamente, lo sepan o no, obedecen al Rey…

Y en efecto, los textos sumerios, y todas las pruebas apuntan a que los Annunakis, efectivamente lo sabían, puesto que su relación con Dios Padre es mucho “más cercana” (visual, gráfica, etc) que la nuestra, puesto que ellos llevan millones de años en Su Presencia.

“Poco faltó para que los cielos se dividieran de arriba (del cielo más alto, al cielo más bajo) cuando los ángeles glorificaban al Señor, cantándole Sus alabanzas e implorando el perdón para los que están sobre la tierra…”
El Corán; Sura 42:5


Los Fanáticos nunca crecerán…

Sé que algunos fanáticos atacaran estas revelaciones, y probablemente, el escudo sea decir que no está escrito en la Biblia, pero los comprendo, han sido formados para reconocer un dios que se cuenta en unos pocos miles de años, mientras que el Dios que seguimos como premisa en el monoteísmo, estuvo antes de todo, y seguirá estando mucho después.

Que la Gloria del Señor de señores cobije nuestros espíritus, nos cubra con Su escudo poderoso, y Nos señale el camino eterno, para gozarnos de Su esplendor.

“Entre Sus signos está la creación de los cielos y la tierra y de los seres vivientes que Él en ella ha distribuido y que puede, si Él quiere, reunirlos”
El Corán; Sura 42:29

Cordialmente invitados a dejar sus comentarios y compartir con otros monoteístas al pie de esta prédica.

¡Recuerden vivir en Victoria!

¡Comparte tus pensamientos con palabras!